martes, 16 de diciembre de 2014

Los Ciudadanos Magos

Queridos niños, este año la historia de los Reyes Magos ha cambiado un poco. Debido a unos políticos malvados pertenecientes a las hordas de la avaricia y la codicia, han prohibido a los Reyes Magos entrar en España. Y todos los niños españoles dignos y buenos no pueden recibir regalos. Un momento... ¡Oh!, qué está pasando, parecen buenas noticias éstas que descubro ahora. Veo unas ciudadanas y ciudadanos valientes que se han presentado voluntarios para cruzar las fronteras y traer los regalos que allí han dejado los Reyes Magos. Pero... ¿Podrán superar todos los peligros? Al menos dicen ser magas y magos, porque son muchos las carencias y amenazas que acechan. En su difícil camino encontrarán legisladores malos que asustan nada más verlos, llevan guadañas y capuchas. L@s ciudadan@s valientes no podrán mostrar debilidad y quejarse, si lo hicieran estos legisladores malvados los multarían con miles de euros. Tampoco pueden recurrir a los tesoros y herramientas del Estado, pues unos hombres muy fuertes con palos y porras no les dejarán acercarse.

jueves, 27 de noviembre de 2014

La casa misteriosa

LA CASA MISTERIOSA
De Inés Tremul
Las cuatro amigas estaban en su plaza de siempre, la tenían al lado de casa, e incluso desde las ventanas podían saltar a ella. Significaba mucho esa plaza para ellas, ya que era como su segunda casa, ya que era muy acogedora, con sus columpios, o incluso con más amigos, y vecinos que jugaban a numerables juegos, o se los inventaban.

sábado, 1 de noviembre de 2014

LA PEREZA DEL GENIO

"Yo soy el trovador que vaga errante;
si son de vuestro parque estos linderos,
no me dejeis pasar, mandad que cante."
(Zorrilla.-Cantos del trovador.)

¿Quiénes son o fueron los pendolistas?, ¿qué es el carambolaje?, ¿cuellos postizos?, ¿diarios de cuatro páginas?, ¿y las habaneras?, podría preguntarse cualquier lector a leer un artículo, más bien un pequeño tesoro, que he encontrado entre la arqueología de la prensa española, lo datan en el año 1868. Este antiguo artículo de prensa me ha hecho reflexionar mucho y sobre variados cauces. Además de nuevos conceptos (en realidad tan viejos que se han olvidado) como el de pendolistas, también me ha mostrado con sorpresa novedades en aquella época como la fotografía, los billetes de banco o incluso las enciclopedias. No tiene desperdicio este artículo, finalizado por un concepto fascinante: "pereza de los hombres racionales, el indiferentismo".
Fco. Javier Ortego (1833-1881) Dibujante e ilustrador español

miércoles, 29 de octubre de 2014

Amazona

Amazona
Ideal de Estado

Es natural que un caballero monte a caballo, por ello utilizaré a este animal amigo como personaje para figurar o representar al Estado, o a esos gobiernos capaces de manejar los tres poderes del Estado (figura también utilizada por Sócrates, según Platón). El primer caballero, o presidente de gobierno, monta el caballo del Estado y cabalga o lo dirige a donde quiere (a no ser que al caballo le dé un arrebato o espantada y se "revolucione"). Si un presidente tiene mayoría absoluta, como demuestra el caballero Rajoy en la actualidad, tiene todo de un gran poder (el Ejecutivo) y mucho de los otros dos (Judicial y Legislativo), en este caso demasiado. Aún así no puede hacerlo todo, por ejemplo no puede reformar la Constitución. Para ello necesitaría que el líder del partido en la oposición (PSOE) se subiera al caballo; y entonces sí, cuales templarios (acostumbraban a cabalgar dos jinetes en un mismo caballo), estos dos primeros caballeros del Reino de España, reforman, han reformado o pueden reformar cualquier artículo de la Constitución, y "santas pascuas". Es constitucional. Obviamente no es todo lo constitucional que existe, porque al principio de nuestra Carta Magna viene regido e inscrito que "la soberanía reside en el pueblo".

Primera reforma de la Constitución, 1992.
Segunda reforma de la Constitución, 2011.

lunes, 27 de octubre de 2014

PENSAMIENTO LITERARIO de @ciudadanoNick

Índice cronológico y enlaces

Este post es para ordenar un poco aquellos textos que escribí e ideé como enamorado de la Literatura. No podré corresponder todo el amor que me entregó y entrega como lector, pero deseo demostrar a Literatura que no soy un amado pasivo. Quiero ser su amante. Entrar en ella y dejar mis humildes escritos, sin llamar mucho la atención, casi a hurtadillas. Con la esperanza que entre ellos obtenga fruto, que algo le guste o despierte su sonrisa, para demostrarle que valió la pena amarme y entregarme tanta hermosura.

Necesito algo así como un armario para libros donde ir llenándolo poco a poco de textos o posts. Quedando siempre a mano y ordenados ante este inmenso universo virtual. Viene bien para mi presunto desorden habitual. Así desde cualquier buscador puedo teclear: Pensamiento literario de @ciudadanoNick y al instante estaré aquí. Pudiendo localizar algo concreto, clicar y tenerlo en pantalla. No está todo mi ejercicio en el aprendizaje de la escritura, en realidad en este índice no pienso colocar ensayos, pero están mis miradas a la poesía y a la ficción literaria, sobre todo el grueso que he escrito en este blog (que tuve el honor de descubrir y describir en el año 2011 ;-)
 
 

Índice y enlaces:

domingo, 26 de octubre de 2014

Pensamiento histórico @ciudadanoNick

PENSAMIENTO HISTÓRICO
Ciudadano humano @ciudadanoNick
BLOG EL ALBUMCITO HABLADOR
Índice y enlaces

Este post es para ordenar un poco aquellos artículos que escribí o he escrito como ciudadano interesado en la historia de las libertades humanas. Sobre todo mi pequeño ensayo sobre la Historia de la Ciudadanía Democrática. Tenía ganas de hacer este índice con enlaces porque viene bien, así desde cualquier sitio o buscador puedo poner: “Pensamiento histórico de @ciudadanoNick” y al instante estaré aquí y podré localizar algún capítulo en concreto. No es todo mi aprendizaje y todas mis perspectivas en mi mirada a la Historia, pero está el grueso que he escrito en este blog (que tuve el honor de descubrir en el año 2011 ;-)


Índice

Libro Historia de la Ciudadanía Democrática

Pensamiento político @ciudadanoNick

PENSAMIENTO POLÍTICO
Ciudadano humano @ciudadanoNick
BLOG EL ALBUMCITO HABLADOR
Índice cronológico y enlaces

Este post es para ordenar un poco aquellos artículos que escribí o he escrito como ciudadano, y en la mayoría de ocasiones como ciudadano indignado. Tenía ganas de hacerlo porque viene bien, así desde cualquier sitio o buscador puedo poner: “Pensamiento político de @ciudadanoNick” y al instante estaré aquí y podré localizar algo concreto. No es todo mi crecimiento político, pero está el grueso que he escrito en este blog de El Albumcito Hablador (que tuve el honor de descubrir en el año 2011 ;-)


Índice

AÑO 2001 (Incluido en este post del 6 de octubre de 2011)

PROPUESTA CIUDADANA MUNICIPAL

AÑO 2001 (incluido en este post del 6 de octubre de 2011)

SUEÑO A CIUDADANÍA

MAYO DE 2011 (post de presentación fechado el 17 de junio de 2014)

viernes, 24 de octubre de 2014

¿Y si queremos nuestro poder? ¿Y si sumo mi voto a Podemos?

@ciudadanoNick #Podemos #AsambleaSíSePuede

¿Y si queremos nuestro poder?
¿Y si sumo mi voto a Podemos?

Soy casi nadie y casi nada, cualquier persona es mucho mejor que yo, pero cuando me convierto en gente democrática no atiendo a currículos, títulos, famas o prestigios de nadie. Me transformo y como mente racional sólo presto atención a la educación, al respeto y a las lógicas democráticas. En este contexto yo nunca tengo razón, en todo caso la tendría la gente democrática, por lo tanto quiero que la gente tenga razón y por ello escribo este post. No sería colectivismo, sino un abrazo equilibrado entre ciudadano (individualidad) y ciudadanía (colectividad). Personalmente creo o quiero que cada individuo vaya a su bola, plena libertad (sin hacer daño a nadie). Al respecto suelo citar mucho las palabras de Cicerón: "Mi conciencia tiene para mí más peso que la opinión de todo el mundo", pero esta ética expresada debe contener la otra mirada citada, la de todo el mundo. La opinión de todos (el escrutinio en democracia) es importante, aunque el individuo tenga libertad mental para ponerlo en segundo orden. Al establecer la opinión de todo el mundo se obtiene el equilibrio social necesario. Un mecanismo para la participación de todas las opiniones o votos individuales tiene el valor máximo de la democracia, es incuestionable. Una democracia como tesoro político es insuperable sino fuera por ella misma y su crecimiento lógico, éste es el nivel o cimiento democrático que yo entiendo como el de la gente democrática.

martes, 21 de octubre de 2014

Disparos en la noche

@ciudadanoNick #Podemos #AsambleaSíSePuede
Disparos en la noche
Título motivado en el post anterior: “No disparéis, yo soy gente”
En el blog de Arturo Fernández titulado “Puntadas sin hilo” y dentro del periódico digital publico.es http://blogs.publico.es/arturo-gonzalez/2014/10/21/rato-en-el-crematorio-de-las-desdichas/ he hallado un comentario que deseo reproducir en este blog por su tremenda fuerza democrática:
Buenos días.
Un grupo de compañer@s, hemos decidido llevar a cabo un documento protesta en Plaza Podemos, debido a la decisión que toma el equipo técnico por la noche una vez clausurada la ASAMBLEA CIUDADANA.

sábado, 18 de octubre de 2014

No disparéis, yo soy gente

@ciudadanoNick #Podemos #AsambleaSíSePuede


No disparéis,
yo soy gente


Posiblemente la mejor película, como relato, que he visto en mi vida es Dersú Uzalá (El Cazador), pero no voy a hablar de la película. Sólo quiero recordar una escena cuando el protagonista se acerca de noche, en plena taiga (territorio inhabitado y cubierto de vastos bosques), a un grupo de militares rusos que están alrededor de una hoguera, éstos se alertan con el ruido y, pensando que es un oso, toman sus armas alertados, pero el cazador grita: “No disparéis, yo soy gente”. Aquella frase quedó grabada en mi mente. Hasta entonces no me gustaba la palabra “gente”, y la sustituía por “los ciudadanos” o “la ciudadanía”. A partir de aquella noche en L'Hospitalet donde vi esta película por primera vez, hace más de diez años, la utilizo mucho, a menudo suelo decir “yo soy gente”, y siempre lo digo cuando “la gente” se menciona en modo despectivo. Además o por ello: “no me disparéis”, porque todos somos gente, desde el más listo al menos listo, entonces, ¿para qué vamos a “suicidarnos”?

lunes, 29 de septiembre de 2014

Carta abierta a la abstención de voto

Ciudadana o ciudadano,
si se abstiene de votar ,
tengo un mensaje para usted.

CONVOCO A SU VOTO

No estamos en campaña electoral pero puedo pedir su voto para la democracia, para una nueva y necesaria democracia. Y no pido su voto para ninguna ideología, simplemente pido que vote. Durante los años anteriores de esta crisis/estafa/robo pocos reparaban en los altos indices de la abstención de voto, vivíamos en una sociedad decadente en la política (y la ética pública que conlleva) pero rica en lo económico, ahora habitamos una sociedad decadente en la política y encima pobre. ¿Debemos ya dedicar algo de atención en reparar la decadencia política o toda la atención debe ser para conseguir dinero?, ¿no llevará lo primero a lo segundo? ¿Mejorar la política para obtener más y mejores recursos públicos? ¿No cree usted en la política democrática?, señor o señora abstencionista. Yo sí, y creo poder ofrecerle una nueva política democrática en la que podrá creer, votar y sentirse a gusto participando. Necesito para ello exponer tres niveles de razonamiento.

sábado, 27 de septiembre de 2014

Carta abierta de un ciudadano municipal a Escribas Podemos

Carta abierta a Escribas

In  Política  on 27/09/2014  at 17:01  by @ciudadanoNick 


Señoras y señores firmantes de Escribas Podemos, con todo respeto y mejor parecer, les escribe un ciudadano de Benalmádena (Málaga), por tanto ciudadano andaluz, español y también europeo. Un ciudadano que piensa votar a Podemos y que además colabora a nivel local en la fundación o constitución de “Podemos Benalmádena”. El motivo de la presente es en relación al escrito publicado por el www.huffingtonpost.es el 24/09/2014 titulado “¡Claro que Podemos”, y firmado por Germán Cano, Jorge Lago, Rita Maestre, Eduardo Maura y Jorge Moruno, http://www.huffingtonpost.es/german-cano/claro-que-podemos_b_5871940.html donde se deja manifiesto que “debemos asumir que no contamos con las garantías suficientes para presentarse con la marca Podemos en los más de 8.000 municipios de este país”. Y no estoy de acuerdo, pero no por ser yo, sino por el razonamiento que pongo al servicio del interés general del partido político Podemos o de lo que yo interpreto como tal.

viernes, 26 de septiembre de 2014

sábado, 20 de septiembre de 2014

Historia de la Ciudadanía Democrática (libro en formato blog)


Historia de la Ciudadanía Democrática

¿Se atreve a iniciar una lectura inacabada?, pues he aquí un libro inacabado. Porque cualquier libro que quiera cubrir a la Historia permanece inacabado, ya que la Humanidad va aportando nuevos datos todos los días a su relato biográfico y colectivo. Este libro, aquí servido en "formato blog", contiene veinte posts ofreciendo lectura y participación. De hecho, gracias a dicho formato, en algunos de los siguientes capítulos los lectores han participado y han mejorado el texto; es la lectura participativa. Así, contando con este paciente y democrático deber de esperar al lector que participa, podría decirse que este libro está necesariamente inacabado.


Aquí la lectura puede iniciar curso histórico tras las huellas de la Ciudadanía. Una interpretación democrática de la Historia ofreciendo pistas y datos del trayecto pretérito recorrido, uno de los conocimientos más útiles para el humano libre y su evolución. Un relato para el lector demócrata, para conocer algo de sus oígenes y ser consciente del inmenso trabajo, todavia inacabado, de las libertades democráticas. Esta pequeña obra puede editarse en muchos países gracias a dicho trabajo histórico (hay democracia), y no puede editarse en otros países porque el trabajo está inacabado (no hay democracia). El demócrata es el albañil que siempre sabe construir el mueble donde muchos libros, algunos contradictorios entre ellos, pueden esperar ordenados a la lectura, aquí uno que aspira a ello.

@ciudadanoNick

Historia de la Ciudadanía Democrática
Sumario y enlaces a capítulos

Historia de la Ciudadanía Democrática I. Presentación.

Historia de la Ciudadanía Democrática II. El cuerpo de la Mente/Alma.


Historia de la Ciudadanía Democrática III. El fuego homínino.

Historia de la Ciudadanía Democrática IV. El libre albedrío.


Historia de la Ciudadanía Democrática V. Calles al campo o Neolítico.


Historia de la Ciudadanía Democrática VI . La mente/alma escribe, comienza la historia.


Historia de la Ciudadanía Democrática VII. Primeras letras.

Historia de la Ciudadanía Democrática VIII. Imperio contra Democracia.

Historia de la Ciudadanía Democrática IX. La Ekklesia.

Historia de la Ciudadanía Democrática X. El mundo helénico.

Historia de la Ciudadanía Democrática XI. India y China.

Historia de la Ciudadanía Democrática XII. La democrática República de Roma.

Historia de la Ciudadanía Democrática XIII. Hacia el Renacimiento de la Democracia.

Historia de la Ciudadanía Democrática XIV. La Revolución Inglesa.

Historia de la Ciudadanía Democrática XV. La Ilustración.

Historia de la Ciudadanía Democrática XVI. Democracia Representativa, nace EEUU.

Historia de la Ciudadanía Democrática XVII. La Revolución Francesa.

Historia de la Ciudadanía Democrática XVIIL. La Revolución Española.

Historia de la Ciudadanía Democrática XIX. Sufragio masculino y fin de la esclavitud.

Historia de la Ciudadanía Democrática XX. La Mujer vota.

Historia de la Ciudadanía Democrática XXI.
(Pendiente)
.,.,.,.,.,.,.,.,.,.,.,.,.,.,.,

jueves, 18 de septiembre de 2014

Ciudadanos propietarios de empresas públicas, no clientes.

Un vecino jubilado de unos 80 años (que cobra 600€ al mes de jubilación y viven tres en su casa sin ningún otro ingreso), al saber que yo acudo a las asambleas de Podemos, me ha pedido que denuncie públicamente un caso de presunto abuso hacia su persona o ciudadanía benalmadense por parte del Ayuntamiento, y de ello va este artículo o post. Antes de nada indicar que este escrito no es en nombre de Podemos, sino de uno que acude a sus reuniones y que quiere exponerlo en este Foro. El hombre vino a mí con la última factura de EMABESA (Empresa Municipal de Aguas de Benalmádena):

Factura (protegiendo los datos del ciudadano).

viernes, 12 de septiembre de 2014

Entrevista a un ignorante

Entrevista a un ignorante
A @ciudadanoNick

Hoy por hoy mi voto lo tiene ganado #Podemos, podría ser cualquier otro partido emanado del Movimiento #15M, pero las circunstancias (resultados de las europeas y que hay un Podemos local en mi municipio), me permiten asistir a algunas de sus asambleas. Esta cercanía ha hecho que me ofrezca en lo que pueda y, al menos, participar con mi voto en sus asambleas o círculos interiores. También hoy por hoy Fernando Savater me ha llamado ignorante por querer votar a Podemos (en una entrevista servida por el periódico El Mundo). ¿Por qué me insulta Savater si no me conoce?. En concreto cuando la periodista Beatriz Rucabado le pregunta: “¿Podemos es un toque de atención a los partidos hegemónicos?”, él responde: “Es un toque de atención sobre los peligros de la ignorancia en la democracia. A unos les engañan con las preferentes, a otros con promesas bolivarianas”. Y se queda tan pancho. Me llama “ignorante de la democracia” y “engañado con promesas bolivarianas” y se queda tan a gusto. Pues yo tengo derecho de replica, sobre todo en este blog. Pero no sólo soy “ignorante” en política, también en el arte, o lo pretendo.

Así expresaré mi réplica utilizando las mismas preguntas a las que el sr. Savater respondió. Contestará mi “ignorancia” intentando trazar empatía con el sabio, pudiera parecer un atrevimiento, pero es la solidaridad ciudadana quien lo pide. Creo saber que cuando una persona insulta es por dolor. Y el dolor es una enfermedad, por eso la tratan en los hospitales. Mi ignorancia me dice que cuando alguien insulta es alguien enfermo y, de alguna manera, aunque ni él mismo lo sepa, está demandando ayuda o tratamiento para dicho dolor. A mí me gustaría ayudar al sr. Savater, pero soy un ignorante que además carece del tiempo suficiente para el tratamiento contra ese dolor. Por supuesto animarle, desear que le sea leve, y que el ser autodidacta podría terminar con el sufrimiento (por si no tuviera solidaridad cercana), el ánimo a seguir aprendiendo por métodos propios puede hacer desaparecer el dolor que anima al insulto incluso hacia desconocidos. Yo no siento ese dolor que me daría ánimos para insultar al sr. Savater, pero puedo aprovechar estas circunstancias y comparar sus respuestas con las mías, al margen de los insultos. Así ver la distancia que separa su sabiduría de mi ignorancia para planificar ese viaje mental que tanto necesito para saber algo. Gracias a Beatriz y a Fernando puedo comenzar:

martes, 2 de septiembre de 2014

Reloja Luna


En plena confianza voy a escribir un cuento particular donde no necesitaremos ficción porque ocurrió en la realidad. Sin embargo requeriremos imaginación, indispensable para leer cualquier relato. Me propongo imaginar una historia real para celebrar y motivar a la igualdad entre escritores, escritoras, lectores y lectoras. Muchos siglos han sido necesarios para disfrutar de esta presunta Igualdad entre mujeres y hombres, al menos en la historia llamada Occidental. Presunta igualdad porque todavía queda mucho por hacer. Podríamos hablar de una igualdad oficial o legal, junto con el voto de la mujer, conseguido a finales de siglo XIX en Nueva Zelanda y Australia, pero en Europa (en gran parte) se necesitó un bien entrado siglo XX. El relato debe llegar allí, Nueva Zelanda en 1893, enlazando datos históricos. Y como dicen que para un cuento es necesario una trama, habrá que entramar o enlazar la intención junto a algo sugerente y surgido en aquella época entre siglos. Apareciendo un objeto como sujeto queriendo ser héroe del cuento: el reloj de muñeca o reloj de pulsera. Porque entre la mujer que es ciudadana y el reloj de pulsera hay tema, desenlaces y finales abiertos.

El reloj de muñeca proviene de un viejo ideal ingeniero, medir de forma exacta al tiempo menor o contenido por un día. El primer ingenio aparece en la historia humana ocupando un tamaño astronómico. Requería a toda una estrella y un cielo despejado para funcionar, se llamaron relojes de sol. Quizás se les podía haber llamado relojes de sombras, porque eran las sombras quienes en realidad marcaban la hora. Desde la Antigüedad se viene pensando en medir las horas sin necesitar al sol o a sus sombras terrestres, ideando mecánica o moviendo agua. Muchos fueron los intentos de alternativa a los relojes de sol, como la clepsidra, en femenino, posiblemente inventado por los egipcios. Es fácil de fabricar, una vasija simétrica llena de agua con un orificio adecuado para que tarde un día en vaciar todo el líquido contenido, dividir el espacio interior de la vasija en 24 partes iguales, marcamos 24 trazos y ya tenemos una clepsidra capaz de medir las horas.

Así la noche pudo medirse en varias partes de tiempo y el tiempo cronometrarse, muy útil para los relevos de la guardia de palacio, pero también para las reuniones nocturnas programadas con intervención de varios oradores, lúdicas o no, e incluso útil para las reuniones secretas o a espaldas del poder absoluto de los reyes. Quizás así nació la democracia antigua, entre el tiempo nocturno bien medido. La construcción histórica continuó y la democracia pudo ver la luz del día, llegando al poder en la Atenas Antigua. Con la clepsidra comenzó a medirse el tiempo democrático de manera oficial y pública. El ingenio resultaba simple, donde cubos con agujeros medían el tiempo de los discursos en la ekklesia o asamblea de Atenas donde, por cierto, la mujer no podía votar, era exclusivamente una democracia masculina. También la clepsidra fue una herramienta muy utilizada por los oradores romanos.


De la República Romana se pasó al Imperio Romano y ya no fue necesario medir el tiempo democrático, pues no hubo democracia en los siglos siguientes. Tampoco en la Edad Media que vino después, salvo el reloj de arena que apareció en el siglo III, más como cronómetro que como reloj. Hasta que la construcción de la Historia llegó a la llamada Baja Edad Media, donde se necesitó medir el tiempo para la sociedad en general. Algunas ciudades europeas crecieron y necesitaron trasladar a todos sus habitantes la medición oficial de las horas. Tal necesidad fue requerida por administraciones, contratos, transportes, universidades y para ciertas regulaciones en las relaciones laborales o empresariales. Así a finales de la Edad Media, con un dominio absoluto de la Iglesia que hacía casi imposible nuevos inventos, apareció el ingenio del reloj de cuerda... Puede sonar a algo pequeño, pero se necesitaban pesas y ruedas ocupando un espacio amplio del tamaño de una habitación o más. El tiempo mecánico nació necesitando mucho espacio, pero la relojería mecánica comenzó a evolucionar ejerciendo una ingeniería hasta entonces desconocida. Una lenta Revolución Mecánica que desembocaría y asistiría a la todavía lejana pero segura venida de la Revolución Industrial.

Aunque mucho antes se utilizaron máquinas, sobre todo para las guerras y los asedios a las ciudades, esta ocasión era diferente. No sólo por el perfeccionamiento de las piezas, más bien porque la maquinaría sería utilizada para algo inmaterial, para medir algo inmaterial, el tiempo. Inmaterial pero real, no imaginario, descubierto a escalas menores más que inventado. Todavía hoy en día dos religiosos se disputan en la historia la invención o creación del primer reloj mecánico, sobre principios del siglo XIV. Al menos sabemos que sobre una torre de Padua, Italia, en 1344, se construyó la segunda máquina para medir las horas. Y los siglos siguientes comenzaron a llenar de relojes los campanarios o torres en las grandes plazas de las ciudades europeas. Era una lenta pero contundente Revolución Mecánica donde el tiempo medido y detallado en horas se hizo democrático para la sociedad. Así hombre o mujer, extranjero o niño, daba igual quien fuera, quien mirara al campanario o torre con reloj: ya sabría la hora exacta. También desde lejos, tan sólo oyendo las campanadas que anunciaban las horas. Un verdadero y universal conocimiento público, simplemente saber la hora que corre. Algo tan normal en la actualidad fue un gran logro en nuestro pasado común.


En esta nueva era mecánica no se pudo discriminar a la Mujer respecto al tiempo mecanizado, cosas de la ciencia, y la máquina informaba de la hora a las mujeres IGUAL que a los hombres. También a los esclavos donde los había y a los niños que sabían, las horas se anunciaban para todos. He aquí una igualdad casi sin importancia, sin apenas darse cuenta los que vivieron aquellos tiempos. Ofrecida por un objeto mecanizado donde la lógica histórica, desde la mecánica, acabaría llegando en pocos siglos a la lógica política y aparecería la igualdad política con el voto de la Mujer. A finales de la Edad Media, los relojes estaban formados por grandes maquinarias que requerían amplias habitaciones o espacios en las torres de las plazas. Lógicamente el siguiente reto fue hacerlos más pequeños para el interior de las casas... Mejor digo mansiones (porque eran muy caros).

Alguien pensó que, además de empequeñecer las piezas, en vez de desplegar la maquinaria en horizontal: hacerlo en vertical y podía resultar mejor. Así nacieron los prototipos de relojes de pared. La inventiva para crear nuevas piezas de los relojeros y sus herramientas se volvieron más ligeras y precisas. Gracias al mismísimo Galileo, Huygens introdujo el péndulo en los relojes de pared (1647). Estos sofisticados medidores de tiempo comenzaron a cronometrar minutos exactos, pero sólo estaban al alcance de los más ricos y sus sirvientes. También esta época nos ofrece algo hermoso que merece ser destacado como un personaje importante de este cuento, el Ritmo. El famoso “tic tac” (al que se pudo incorporar sonido musical para señalizar las horas) entra en la escena de este relato. Y de qué manera, Huygens además aplicó el muelle de espiral en nuevos relojes llamados de salón y también en la aparición de los relojes de bolsillo, inventado en 1524. Hasta que todo hombre que se considerara caballero (con dinero) debía tener encima un reloj de bolsillo y otro de pared en su casa. Espirales y péndulos marcando el ritmo del tiempo, necesario para que toda la maquinaria, hasta llegar a las manecillas, cumpla su función.


El ritmo se convierte en un gran personaje de los relojes, al menos hasta que aparecieron los digitales. Con este ritmo a bordo el mundo humano fue haciéndose más preciso; ya no sólo las horas y los minutos, también los segundos fueron necesitados. Así llegamos a la revolución industrial, apareciendo con buenos planos que detallaban piezas y tecnologías proporcionadas por los relojeros. Apareciendo otro personaje importante para este cuento y apadrinado por la Historia, reivindicando aquí el trabajo de estos relojeros profesionales, artesanos y artistas como antesala de la revolución industrial y sala de la revolución mecánica. De la ingeniería para lo inmaterial, motivada o creada por los relojeros, resultarían piezas moviendo otras máquinas para transformar y mezclar la materia. Produciendo en serie todo aquello que se pudiera vender; era la revolución industrial y sus fábricas. Primero se fabricaron telas en serie que se exportan por mar, donde los marineros controlaban sus turnos ayudados por relojes mecánicos. Las ventas marcharon tan aceleradas que el sistema económico mundial cambió a unos niveles nunca vistos, cosas de la revolución industrial, en femenino. Porque el mercado, en masculino, además patriarcal y cerrado (por no decir machista directamente y romper el contexto de la época). El mercado se alzó como templo del dinero, en sus aledaños la plebe vivía o consumía como podía con lo poco que sacaba del duro trabajo en fábricas y campos, pero en el interior del mercado los empresarios y los consumidores ricos movían grandes fortunas y potentes recursos tecnológicos en constante progreso. Al mismo tiempo una potente clase media comenzó a levantarse (destinada a participar activamente en importantes revoluciones venideras). Y se inventó el cronómetro mecánico, principios del siglo XIX.

Con el mercado industrial también llegaron sus crisis con acusado desempleo, precariedad laboral y hambrunas para muchos. Quizás en alguna crisis a alguien se le ocurrió una idea lógica, sencilla pero genial por el atrevimiento. Descubrió que las mujeres de los ricos eran potencialmente grandes consumidoras. Inmensas fortunas estaban en manos o con acceso de mujeres ricas y apenas se movían. Mover parte de esas fortunas de bolsillo, venderles, suponía suculentas ganancias, y así se hizo para gloria del mercado industrial. Comenzó a fabricarse productos para mujeres, algunos en serie como sombreros y botones. Al mismo tiempo las mujeres de clase pobre pudieron trabajar y ganar dinero, algunas o muchas pasaron a la clase media, y todas consumieron productos del mercado industrial. Aquello era demasiado nuevo para el mundo humano; y justo ahí, aparecieron las sufragistas, mujeres con relojes de pulsera. Así este cuento sin ficción pone en escena a este objeto mítico, el reloj de muñeca, masculino y femenino en un mismo nombre. Precisamente cuando aparecieron estos medidores de tiempo en las muñecas femeninas: aparecieron las libertades políticas y el voto de la Mujer. Al menos en gran parte de Occidente.

Las mujeres que querían votar, las ciudadanas sufragistas, mujeres democráticas, aparecieron respaldas por autonomía intelectual y económica como nunca antes en la historia. Revolucionaron el mundo occidental. En 1791, primeros años de la Revolución Francesa, Olimpya de Gouges publicó en París la “Declaración de los Derechos de la Mujer”. En 1792 Mary Wollstonecraff publicó en Londres la “Vindicación de los Derechos de la Mujer”, dotando de fundamento filosófico a la Igualdad. Sólo faltaba la mujer trabajadora y en 1843 Flora Tristán publicó “La Unión Obrera”, donde la igualdad ciudadana daba el salto de la filosofía a la economía. El 19 de julio de 1848 unas doscientas mujeres se reunieron en Séneca Falls (Estados Unidos) y proclamaron una “Declaración de Sentimientos” donde protestaban de su subordinación económica a los hombres y a la carencia de voto. El peso en la producción industrial creció y en la década de 1870, en Gran Bretaña, casi la mitad de las mujeres solteras tenían trabajo renumerado, llegando casi al 80% a finales del siglo XIX. Así en 1893, un movimiento sufragista liderado por la neozelandesa Kate Sheppard, consiguió el voto para la Mujer. Poniendo a Nueva Zelanda a la cabeza de los países democráticos, a la que pronto se unirían otros países occidentales.


La Ciudadana pronto a nacer sería obsequiada por el progreso tecnocientífico con un hermoso símbolo: el reloj de pulsera, muy femenino cuando nació. Portaban y lucían relojes de pulsera que a los hombres les parecía escandaloso llevar. Los caballeros de aquella época creían que era ridículo o afeminado llevar relojes de pulsera. Ellos portaban relojes de bolsillo, porque pensaban que llevarlo en la muñeca era como lucir una joya o pulsera, y por lo tanto nada varonil. Así que el gran mérito del reloj de pulsera, protagonista de este relato sin ficción, es para las mujeres democráticas, las primeras portadores de estos objetos. Esta costumbre femenina parece que tuvo sus raíces en el año 1812, y esta vez no hablaremos de la Pepa (la Constitución de Cádiz), sino de Caroline, también en femenino, hermana menor de Napoleón (precisamente un emperador “emparentado” con la Pepa). Resulta que un tal Louis Breguet, a saber con qué intenciones, regaló un reloj de muñeca a esta reina de Nápoles, Caroline. Y a finales de este siglo XIX la moda se extendió entre las damas ricas.


El tiempo medido, en masculino, continuó, junto al mercado, ya algo menos masculino, y ambos entraron de lleno en el ya establecido colonialismo, terrible masculino. Llegaron las guerras, terribles femeninas, entre potencias colonizadoras y pueblos a colonizar, hasta conflictos bélicos de potencias colonizadores entre ellas mismas. La diosa guerra exigía su tributo en la acelerada historia de Occidente y sus relojes mecánicos. Se perdieron la vida de muchos jóvenes, muertos por balas o explosiones. Como si el acelerón tecnológico condujera a guerras industriales (las dos guerras mundiales). Mucho antes, en África, al ejército inglés, gran consumidor de relojes de bolsillo, necesitó atar sus relojes en las muñecas de sus oficiales y mandos para ver bien la hora incluso en estado de marcha ligera. Pudieron ser los primeros "afeminados" obligados por la guerra. Pero aquel guiño de la "diosa guerra" no fue observado por el "dios mercado". Hubo de esperarse algunos años para que apareciera por primera vez en la Historia otro de los personajes importantes de este cuento, el aviador. Mensajero alado de los hombres... luciendo reloj en la muñeca.


A principios del siglo XX los aviadores eran vistos como héroes. Hombres que podían volar, para muchos parecía como si cierta mitología se hiciera realidad. Aquellos héroes voladores necesitaron controlar bien el ritmo (el tiempo) dentro de sus aparatos. Así el joyero parisino Cartier desarrolló en 1904 un reloj para su amigo el pionero brasileño de la aviación, Alberto-Santos Dumont. Y este cuento tiene el honor de llamar a Alberto para representación histórica al ser uno de los primeros héroes “afeminados” (por llevar reloj de pulsera) de la historia mecánica e industrial, en realidad a todos los primeros aviadores que tuvieron el valor de ponerse en sus muñecas relojes de pulsera o femeninos. La necesidad hizo costumbre y en 1917 el Real Cuerpo Aéreo británico eligió a los relojes Omega como cronómetros oficiales para sus unidades de combate, y el ejército de Estados Unidos en 1918.

Sólo faltaba la popularización del reloj de muñeca entre la población civil y masculina. Ocurrió porque, imaginemos cuento, tanto deificar al mercado industrial, con el progreso tecnológico imparable (aún hoy), puso celosa a la "diosa guerra" y exigió al ser humano el mayor de los sacrificios hasta entonces, un enorme tributo de muerte y destrucción, la I Guerra Mundial. Donde el mercado industrial, en su versión militar, fue capaz de matar a millones de humanos en poco tiempo, una inmensa fábrica de muerte con millones de productos garantizados. La "diosa guerra" quedó saciada con tantos muertos en la pila del sacrificio bélico, y en su generosidad favoreció mejorar las tecnociencias, sobre todo la tecnología militar... Pero tuvo un capricho: que los hombres civiles llevaran relojes de pulsera a partir del fin de la Gran Guerra, años veinte del siglo pasado. Y los hombres en general, los jóvenes en particular (muchos mayores se resistían), comenzaron a lucir relojes de cuarzo en sus muñecas.

Quizás por ello, inmersos en la historia bélica, los relojes de pulsera masculinos fueron también algo que robar para los ladrones de cadáveres de la II Guerra Industrial o Mundial. Otro gran festín que se dio la "diosa guerra" a costa del "dios mercado" y sus adelantos tecnológicos en su faceta más financiera y regulando la evolución inestable de la Política. Finalizando este segundo “matadero humano” del siglo XX llegó la "diosa ciencia", por fin y mostrando ética, dispuesta a poner algo de orden y cordura entre tanto desmadre y locura. Esta diosa inventó la energía atómica y dijo a los "fieles" de la "diosa guerra" y a ella misma, algo así: “ahí tenéis, bombas atómicas, sólo podréis utilizar este invento industrial y tecnológico en una sola guerra mundial y para finalizarla, ya después no habrán más guerras mundiales, y si la hubiera, ni posiblemente Humanidad”. Era el fin o la paz, entonces nuestra ciencia política inventó y puso en vigor a los Derechos Humanos y hasta ahora parece que estamos decidiendo la paz mundial.

La "diosa guerra" pensó fríamente (la guerra fría) la propuesta de la "diosa ciencia" y estuvo a punto de decir que no, ella quería más guerras mundiales. Al final, con la promesa de numerosas guerras locales y muchos muertos, la "diosa guerra" aceptó y dejó de devorar con guerras mundiales. La "diosa ciencia" aparecía con mejores lógicas y productos, y el "dios mercado" comenzó a agasajarla mientras la "diosa guerra" disfrutaba y se distraía entre sangrientas guerras locales. Aparecieron dos mercados o bloques y en mitad de esta guerra fría entre ambos, 1956, se inventaron los relojes digitales. Estos dos bloques en los que se dividió al mundo compitieron en ciencia, tecnología, economía, espacio y en guerras locales. En esta locura tecnológica rivalizaron por llegar primero a la Luna, en femenino. La carrera espacial, también en femenino... Un momento, al inicio de la carrera espacial o en la llegada del humano a la Luna no hubo mujeres. Esto no puede ser, algún mito femenino debemos imaginar en esta aventura selenita. Algún ingenio debe haber para que la protagonista más particular de este cuento está a punto de aparecer y alunizar.

Miro mi reloj de pulsera, es hora de alucinar este cuento, digo alunizar, para centrarnos mejor en este objeto del mito femenino en la igualdad humana y ciudadana. Reloja Luna, el reloj de pulsera del astronauta. Alucinemos a gusto con Reloja Luna, también alunicemos, es el reloj de pulsera del astronauta. Porque: ¿qué objeto femenino llevaba Armstrong y Aldrin al pisar la Luna? ¡Llevaban relojes de pulsera “femeninos·”! Así que sí, allí sobre la Luna hubo símbolo de mujer, no sólo estaban sus hijos varones (hablando por la madre de Armstrong o de Aldrin), también estaba ella misma en la forma de una máquina capaz de ser la protagonista de un cuento histórico con pretensiones mitológicas. Una máquina que hacía tic tac, una máquina con ritmo. En concreto Armstrong y Aldrin llevaban relojes de pulsera de la marca Omega modelo Speedmaster, como el de la imagen:


Es la protagonista principal del cuento, la querida Reloja Luna, aquí cambiada de sexo por arte casual y presunta literatura. Cuando miro a Omega Speedmaster veo a Reloja Luna. Y veo más, pero habrá de dejarse para otro relato. El sueño del relojero, anticipo... La inteligencia artificial y sus robots, exquisito femenino con muchos masculinos. Bueno, el cuento se va. Iba a dedicar este relato a todas las mujeres pero una lucecita roja que pone “Igualdad” se ha encendido. Así que dediquemos el cuento a las mujeres y hombres que volaron y quieren volar a la Igualdad. Lucecita verde.

FIN

miércoles, 20 de agosto de 2014

Granitolandia




Hace cinco mil millones de años ocurrió en lo más profundo del Universo que se desprendió de una solitaria estrella una nube incandescente de polvo y gas. Las explosiones fueron tan violentas que pareció por un instante que la propia galaxia iba a reventar. Poco a poco la nube, de unos veinte mil kilómetros de diámetro, fue apartándose del poderoso astro y comenzó a enfriarse. Los elementos sólidos, muy calientes, fueron concentrándose en el centro. Los metales pesados como el hierro, el níquel y el oro formaron un núcleo sólido inmenso. Sobre el que fue cayendo un océano líquido cuya profundidad llegó a alcanzar los tres mil kilómetros y a siete mil grados de temperatura. El hierro y el níquel se fundieron y el extremo calor provocó la desintegración de isótopos radioactivos de uranio, torio y potasio, generándose un poderoso campo magnético.

sábado, 16 de agosto de 2014

Álbum que habla

El Albumcito Hablador
Es de noche, si ahora me miras esto verás.
Aterriza para verme mejor.
Estoy en modo imaginación 
y me he puesto las orejeras de soñar.

lunes, 11 de agosto de 2014

Podemos IV

Concepto muy grande

Iba a dedicar el cuarto post de “Podemos y yo“ al importante papel de la Red Internet en Podemos, o en cualquier otro partido político emanado del Movimiento 15M, pero dada la caña irracional que están arrojando sobre este nuevo partido con nueva política (participativa); caña o empresa financiada por dinero que algún día fue nuestro o público, he decido dedicar esta cuarta parte a las luces de la ciudadanía del siglo XXI, capaces incluso de iluminar las oscuridades del siglo pasado y del anterior. Las luces de la razón democrática que millones de ciudadanos anónimos y comunes nos hemos visto obligados a aprender para que no vuelvan a ponernos en peligro (a nosotros y a nuestros hijos) esta política que se vende a las grandes fortuna privadas y a sus intereses financieros, carentes de la mínima solidaridad en esta sociedad española que se precia de llamarse Democracia. Ningún español vivirá en pobreza indigna o desamparada, es el objetivo, y más que a una ideología, debe obedecer a una voluntad general, fundamental para establecer una democracia digna, un principio de solidaridad inquebrantable.

jueves, 31 de julio de 2014

Podemos y yo III

Intento escribir para enriquecer mi conciencia crítica al servicio de las comunidades civilizadas donde me siento parte. Y no es que yo posea una sabiduría destacada, qué más quisiera. Como individuo en mi vida privada soy un desastre, conservo dignidad pero poco más. Me cuesta mucho disciplinarme (quizás porque ya lo estuve demasiado tiempo), no sirvo para ser portavoz o coordinador de Podemos Benalmádena, de cualquiera de sus Círculos, o de cualquier otro partido; y menos aún sirvo como representante con poderes en asuntos públicos. Voy mucho a mi bola y me encanta la tranquilidad. En plan individualista cualquiera que quiera competir conmigo me gana al instante. Pero curiosamente este defecto me concede alas, y puedo volar más libremente en el cielo democrático, y de tanto volar a veces o raras veces veo algo bueno, ésta es mi pequeña cualidad y por ella escribo sobre asuntos públicos. Cuando me conecto a los círculos de los seres colectivos donde soy o somos suelo o quiero comportarme como un buen ciudadano, con ello tengo bastante. Así en esta serie de artículos, donde este post es el tercero, voy escribiendo mi acercamiento y contacto con Podemos. En la parte primera me expliqué yo (Podemos y yo I), y expuse mis argumentos principales como ciudadano democrático. En la parte segunda se explicó Podemos, con el documento/borrador sobre los principios organizativos del partido.


Y ahora, en esta tercera parte o post, comienzo a cotejar las ideas de ambos. Un viaje de ellos y yo a nosotros. El primer punto sobre los Principios Organizativos de Podemos, nada más y nada menos que el primero, puede dividirse claramente en dos conceptos:

A. PODEMOS es una organización política orientada a promover y defender la democracia y los Derechos Humanos en todos los ámbitos de la sociedad.
B. PODEMOS se organiza de manera democrática y fomenta el debate y la participación abierta, respetuosa y directa de todos sus miembros en la toma de decisiones de la organización.

Como vemos, ambos conceptos casan claramente con mis principios expuestos en el post “Podemos y yo I”. Y este primer e importante punto del decálogo de los principios del partido es suficiente para poder afiliarme y sentirme uno más en el círculo general de Podemos. Promover y defender la democracia y fomentar el debate y la participación abierta, respetuosa y directa en la toma de decisiones de la organización. Para mí claramente es la senda para la evolución o progreso de la política democrática.