martes, 2 de agosto de 2016

Humana II


Capítulo II

Isabel y la carta de Nac

Nac debe preparar la sentencia galáctica mientras vive una competencia severa con su compañero Ramac. Son dos problemas en dos niveles muy diferentes y alejados, y aún siendo inoportuno el caso humano también podría representar una oportunidad en la competencia por ser el primero en contactar con Inteligencia. Para ello debe resolver bien el problema, haciendo cumplir estrictamente las leyes al respecto. Nac es un ser de origen natural con una edad de diez mil millones de años. Procede de las primeras vidas racionales de la Vía Láctea, originadas en sus cúmulos globulares o agrupaciones de estrellas muy viejas, hace más de doce mil millones de años. Su civilización evolucionó y derivó en otras muchas civilizaciones de la que sólo sobrevive una, Ranes, miembro de las Nueve y que votó en contra del exterminio de Humana. Cuando varias civilizaciones intergalácticas alcanzaron la comunicación al instante, el Grupo Local de Galaxias, unas cuarenta federaciones de civilizaciones avanzadas, pudieron conocerse entre ellas, crear un Consejo, y establecer objetivos comunes.

Tomaron un nombre estratégico, el Consejo de Lactómeda, ya que el futuro del grupo Local es formar una galaxia gigante que, muy posiblemente, se llamará utilizando palabras de las dos galaxias mayores, la Vía Láctea y Andrómeda. El espacio entre las galaxias está compuesto por un tenue gas, cuya densidad media no supera un átomo por metro cúbico. Más allá de esta agrupación de galaxias las fuerzas gravitacionales son imprevisibles, por lo que todas comparten un destino común e incierto. Cada vez menos incierto debido al aumento del conocimiento del Universo y su entorno. El Grupo Local podría quedar integrado en el Cúmulo de Virgo, a no ser que una aceleración de la velocidad de expansión del universo lo impidiera. Este cúmulo está situado en el centro del Supercúmulo de Virgo. Nuestro Grupo Local de Galaxias se halla en el corazón de este supercúmulo y se dirige a la región con mayor influencia gravitatoria. Así el futuro es incierto, incluso para las máximas intelectualidades del Consejo.

Las tres galaxias principales del Grupo: Andrómeda, Vía Láctea y Triángulo, junto a sus pequeñas galaxias satélites, negociaron y establecieron una Constitución Intergalácticas que todas firmaron y publicaron. Hacer cumplir esta ley de leyes es responsabilidad del Consejo de Lactómeda. La propia Constitución de la Vía Láctea reconoce, en su artículo primero, como superiores a estas leyes fundamentales intergalácticas. Nac y Ramac fueron dos de los cien padres de esta Carta Magna vigente más allá de nuestra galaxia. Basadas en ella el Consejo creó dos instituciones principales, una hacia el exterior y otra hacia el interior. Una dedicada a explorar para establecer contactos con otros grupos vecinos de galaxias. Y otra institución destinada a mantener unas conductas comunes, las mínimas posibles, para el bien común de toda la vida conocida y sus múltiples y variadas especies. Ambos organismos no están formados por uniones de civilizaciones, sino por individuos aportados por uniones de civilizaciones galácticas.

Nac fue uno de los aportados por la Asociación de los Nueve de la Vía Láctea. Pero no la representa, es independiente, y junto al resto de representantes aportados por el resto de las uniones de civilizaciones galácticas formaron un estado superior de la fuerza. El poder máximo alcanzado por la evolución de la vida política en este Grupo Local de galaxias es una suma inmensa. Para los humanos, desconocedores de todo esto, los integrantes de este estado máximo de gobierno son o serían algo así como los "dioses de dioses". El nombre popular que recibe esta “divina” asociación es "Fuerza", y su máxima institución de gobierno es el Consejo de Lactómeda.

Nac y sus iguales en Fuerza han captado vida inteligente por encima de ellos, pero no logran concretarla ni entrar en contacto con ella. No es el único problema que tiene Fuerza, tampoco saben a ciencia cierta dónde va el Grupo de Galaxias y cuál sería su mejor posición dentro del Universo. Todo el Grupo Local se mueve o se desplaza en una sola dirección, mientras el resto del Universo se alejaba a mayor velocidad de la que parecía jamás se podría alcanzar. Hasta que Fuerza lo remedió en parte y colonias de fotones clonados están ya en grupos de galaxias vecinos. Aún así, Fuerza debe descubrir si la dirección actual del Grupo Local es la que conviene para el futuro de la Vida, o si otra dirección es más favorable. Este futuro incierto es uno de los motivos que más une al Consejo. Porque habría medios tecnocientíficos para intentar cambiar la dirección del Grupo de Galaxias, así de poderosos y fuertes son Nac y sus iguales intergalácticos. Pero no hay conocimiento o criterio suficiente para dirigir adecuadamente, con plena seguridad, tan inmensa fuerza.

En gran medida Fuerza, y en especial el Consejo de Lactómeda, se sienten perdidos dentro del Universo. Buscan a "Inteligencia", así de sencillo llaman a la máxima sabiduría cósmica que detectan pero desconocen, y a la que necesitan contactar y entender. Descubrir a los seres inteligentes que estuvieron antes del Cosmos, durante el Cosmos y también fuera de él. En este punto Nac no se diferencia mucho de Isabel, cada uno en su respectivo nivel desconocen quiénes están por encima de ellos, pero en el caso de Nac, más cerca de las verdades últimas y supremas. Nac, incluso actuando como recurso de Fuente, está muy por encima de la abogada humana. Pero Isabel debe saber la verdad y después elegir libremente defender a la Humanidad, Nac no puede obligarla, ni manipularla o inducirla, el protocolo lo impide, y además de dotarla de un asistente autómata, no podrá espiarla hasta que finalice el juicio. Si Isabel acepta defender a Homo sapiens: la protección de su intimidad será absoluta por parte de las fuerzas que rigen el Cosmos conocido. Hasta entonces Nac conocerá todos los mensajes que Isabel emite o recibe. Ahora sabe que el tema de la llamada telefónica es una simple consulta jurídica de una compañera. Isabel cuelga el teléfono, la llamada ha durado diez segundos, y se excusa.

_Disculpe, sr. Villaluz, era una compañera pidiendo ayuda.
_No se preocupe, y continuando con nuestra conversación he de decir que sí, que es una metáfora sobre algo muy grande, y me temo que para usted será difícil digerirlo. Por ello he pensado mucho en cómo transmitirle el mensaje sin que parezca un capricho, una tontería o una excentricidad de alguien tan rico como yo.
_¿Por eso ha puesto el ejemplo metafórico donde ha figurado que represente legalmente a una perra ante los intereses de sus dueños legítimos?
_No crea, ha sido por algo más, mucho más. Tyna es un ejemplo de un ser vivo con una personalidad todavía potencial en muchos aspectos, pero suficientemente manifiesta para cualquier tesis de defensa que incluya sus intereses existenciales.
_Cierto, cuando estudié derecho me encantó hallar unos textos de la antigua Grecia donde algunos filósofos planteaban argumentos como derechos de los esclavos al margen de la voluntad de sus dueños legítimos.
_Me encanta que haya puesto ese ejemplo, muestra una inteligencia sensible al comparar a los actuales animales de compañía con los esclavos antiguos.
_Gracias, pero aún así mi inteligencia no es suficiente para que usted me plantee directamente la causa que me ofrece defender.
_Jajaja -Nac emite una leve risa, es su primera risa con aquel cuerpo humano, y después continúa-. No se lo tome a mal, en realidad la he elegido a usted entre los mejores abogados humanos.
_Por favor, no exagere. Pero reconozco que tengo ya una curiosidad tremenda por saber del caso. Es usted un buen "vendedor" -Isabel devuelve el halago-.
_Pues "lo que vendo" está aquí -Nac saca un sobre de su bolsillo interior de la chaqueta-. Dentro hay una carta que lo explica todo, cuando me vaya podrá leerla.

_No entiendo tanto misterio.
_Lo entenderá cuando lea la carta.
_¿Es una noticia impactante?
_Obviamente.
_¿Cómo de impactante?
_Depende de la perspectiva. Si usted fuera una gran aficionada al fútbol sería algo así como que represento al futbolista más famoso de España en un asunto de infidelidad que está a punto de convertirse en un escándalo y en el que usted, si acepta el caso, quedaría inmersa y posiblemente arrollada por el efecto mediático.
_Comprendo, sería tremendo para una humilde abogada como yo, aunque creo que lo podría sobrellevar. Además no soy aficionada al fútbol.
_Y a qué es aficionada.
_Por ejemplo me gusta leer.
_Qué género.
_De todo un poco, mucho ensayo, pero también novelas, y la ciencia ficción me encanta.
_¿Ciencia ficción?, mejor me lo pone, entonces el ejemplo sería como si yo le dijera que soy extraterrestre y represento a un poderoso grupo de alienígenas.
_Jajaja -Isabel suelta una breve risa-, qué exagerado, ¿tan impactante sería?
_Bueno, más impactante sería para el que no fuera aficionado a la ciencia ficción.

Ambos ríen. Isabel se encuentra bien, y con la curiosidad motivada. Aquel hombre le inspira confianza, viste ropa elegante y de buenas marcas, también lleva un peculiar reloj de lujo y de estilo futurista que le llama la atención. Además parece tener muy cultivado su bagaje cultural. Por otro lado Nac se ha propuesto comenzar a no leer la mente o pensamientos de Isabel. Acepta como justo no invadir su privacidad porque es la posible defensora de la Humanidad. En cierta manera la está tratando de igual a igual y espera seguir haciéndolo cuando Isabel lea la carta. Así se levanta elegantemente...

_Bueno Isabel, ¿me permite que la tutee?
_Sólo si me concede el mismo permiso.
_Entonces ha sido un placer conocerte. Dentro del sobre hay un número de teléfono al que me podrás llamar cuando quieras.
_Pues igualmente, Antonio, encantada de conocerte y me dejas muy curiosa por el caso.

Se dan la mano y Nac abandona el despacho, quedando Isabel mirando la carta sobre la mesa. Por unos instantes parece que va a abrirla, pero la guarda en su bolso. Después agiliza la última hora laboral que le queda y marcha a casa. En el trayecto percibe que su dolor de cabeza ha desaparecido, pues llevaba unos días sufriendo jaquecas por la tarde, ahora no. Llega a casa, saluda a sus padres, se ducha, y sobre la cama, descalza y con el albornoz, abre la carta. Una nueva Isabel está a punto de nacer. Respira profundamente y comienza a leer...

"Hola Isabel.

Pues sí, no era broma ni metáfora, soy extraterrestre. Represento el último recurso ante esta excepción que nos asiste. El más alto tribunal de justicia de la galaxia, desde Fuente, ha emitido un empate entre sus jueces respecto a la cuestión humana. Seis jueces han votado a favor de la invasión y exterminio de la Humanidad, y otros seis han votado para protegerla. Ante este empate excepcional recurren a mí. Me llamo Nac, soy un "solucionador", represento a la fuerza de una entidad intergaláctica dedicada a optimizar el equilibrio cósmico en este Grupo Local de galaxias. Estoy plenamente facultado para tomar esta decisión sin consultar a nadie, tan sólo aplicando las leyes dispuestas para estos casos. Pero hay una opción mejor que puedo tomar, celebrar juicio. Convertirme en juez y emitir sentencia en base a las pruebas y alegatos de las partes, si eliminar a la Humanidad o no. Para ello he considerado justo que un abogado humano defienda a la Humanidad. Y ésta es tu causa, estimada humana, por supuesto si quieres y la elección procede de tu libertad.

Sé que todavía no me crees y lo leído hasta ahora te parece un párrafo de ciencia ficción. Pero es real, tienes una gran causa que te busca como abogada defensora. Hasta ahora sólo has tenido una pista para creer, pues esta carta comienza con las últimas palabras de nuestra conversación, siendo escrita anteriormente, algo que te parecerá como un truco de magia. A fin de cuentas ya sabía que eras aficionada a la ciencia ficción y fue fácil sacarte el tema. Pues bien, ahora te daré dos pruebas aún más contundentes. Primero te diré que esta carta sólo puedes leerla tú, el resto de humanos no podrán ver las palabras impresas y solamente verán el papel en blanco. Y de segundo te diré los números que mañana saldrán en la lotería primitiva, son los siguientes: 9, 10, 12, 20, 28 y 31. Y el premio, añadiendo un buen bote que hay acumulado, ascenderá a más de cuarenta millones de euros. Si juegas: sólo tú serás la ganadora, si no juegas: no ganará nadie y el bote aumentará. Si juegas todo el premio será tuyo, para que hagas con ese dinero lo que quieras. Y sólo añadiré que en esos cuarenta millones espero que esté incluida la minuta que me cobrarás por tu asistencia jurídica, si aceptas el caso".

Isabel sonríe cuando más necesitaba sonreír, y continúa leyendo la carta.

"Estás ante una decisión de máxima responsabilidad vital, una cuestión impresionante para ti y para toda la Humanidad. Comprendo que entre hoy, cuando tus cercanos no vean las letras de esta carta, y mañana, cuando te toque la lotería, recibirás un impacto psicológico existencial que de alguna manera estoy intentando suavizar, pero es necesario que lo superes para que podamos dialogar. Por cierto, ya habían alienígenas en la Tierra antes de mi visita. Se llaman vádoras, son pocos, pero están infiltrados en las más altas esferas humanas. No me conocen y soy más poderoso que ellos. Su flota de conquista llegará dentro de poco a este planeta y eliminará a toda la Humanidad, si mi sentencia no lo evita. Es a ellos a quienes deberías temer, no a mí.

Cuando pases esta primera fase de contacto con inteligencia alienígena, conmigo, deberás centrarte en tu tesis de defensa. Serás la abogada de tu Humanidad y te daré poderes para investigar lo que quieras. Una semana después presidiré un juicio donde sentaré en el banquillo de acusados a la Humanidad, tú la defenderás y un vádora ejercerá de acusación. Al final del juicio dictaré sentencia. Debes saber que hasta entonces te trataré como a un igual, respetaré tu privacidad y no leeré tu pensamiento. En nuestro próximo encuentro te proporcionaré los servicios de un autómata para que te proporcione la información que desconoces y te ayude si necesitas investigar algo, desplazarte o construir recursos tecnológicos Con este heraldo a tu lado te convertirás en el humano más poderoso de la Tierra, incluso más poderoso que los alienígenas vádoras infiltrados. En el reverso encontrarás el número al que deberás llamar cuando tomes la decisión, y ya en persona contestaré tus dudas. Hasta pronto. Que la Inteligencia te acompañe.

Nac"

Isabel termina de leer la carta. Queda con la mirada perdida unos segundos, después dice en voz baja: “Un extraterrestre llamado Nac...” Sus pensamientos se precipitan y vuelve a leer la carta. Hasta que descubre una manera para preguntar a sus padres si ven texto en aquel papel y sin que sospechen de la pregunta. Toma un folio en blanco de menor grosor al de la carta y va al encuentro de la madre para que le aconseje que papel es mejor para las cartas comerciales. La madre se decanta por el mejor o de más grosor, pero opina que el otro también sería válido. Entonces deja caer o insinúa que quizás sea mejor verlos con texto impreso. A lo que la madre aconseja que imprima a los dos folios con cualquier texto en la impresora y los compare. Es decir: no ve el texto de la carta. Hace la misma operación con el padre y tampoco ve el texto. Entonces se pone nerviosa, muy nerviosa, busca un tranquilizante y se toma dos.

No se tranquiliza. Su circuito neuronal está al máximo de actividad. Mira el reloj, recuerda que a las ocho y media cierran las apuestas de la primitiva de esta noche, le quedan veinte minutos. Sale a la calle, está anocheciendo, busca un local de loterías. Entra en uno, toma un boleto vacío y lo rellena con los números indicados. Acude a ventanilla, lo paga y se lo sellan. Vuelve a casa, enciende el ordenador y comienza a navegar buscando información variada de la Humanidad, para repasar lo que sabe y saber más. Pero la intensidad emocional que vive en estos momentos apenas la dejan. A las nueve de la noche se extraen públicamente los números de la lotería primitiva. A las nueve y diez Isabel los consulta a través de una web y ¡sí!, allí están los números, 9, 10, 12, 20, 28 y 31. Los mismos que lleva el boleto sellado y colocado al lado de la pantalla de su portátil. Se convierte en una mujer rica entre alegría, miedo y un creciente sentimiento por este misterioso alienígena.

Isabel decide que será mañana por la mañana cuando dará la buena noticia del premio a sus padres. Así sólo les comunica que cenará poco en su habitación mientras termina un trabajo del despacho. Vuelve a su dormitorio y continúa indagando en la Red. Se pregunta si esta vez, como tantas veces en su profesión, combinará adecuadamente su lealtad por las leyes con su independencia como letrada. Por un momento suspira y contempla su habitación a media luz. Sabe que mañana llamará a Nac y debe sentirse dispuesta a defender bien a la Humanidad. Pero desconoce las leyes, métodos y tratos del extraño tribunal que en realidad es el propio Nac quien lo preside. Además eso del autómata le produce mucha curiosidad... ¿Un androide que la acompañará a todos lados?, ¿a su servicio exclusivo pero sabiendo mucho más que ella? Mañana será millonaria y deberá ir al banco y a la notaría para arreglar el ingreso y un nuevo testamento. Pero, ¿y si es un sueño?, o peor aún, ¿y si se está volviendo loca? Su mente necesita que sea mañana y el sueño la vence a altas horas de la madrugada.

* * *
Día dos

Los vádoras infiltrados controlan o influyen decisivamente en los grandes círculos políticos humanos. Tienen presencia en los gobiernos y grandes instituciones de China, Rusia, Estados Unidos, Francia, Alemania, India, otros países más y, por supuesto, España. Sólo hay un vádora en España, pero su red llega a todo el país, su nombre se pronuncia algo así a "Urli"; como humano se llama Rafael Bernal. Estos infiltrados, primeros vádoras hache de la Tierra, han percibido una anomalía no natural en los campos magnéticos del planeta y centrado en la Península Ibérica. El encargado de investigar la anomalía detectada es Rafael. Ha indagado y acaba de asociar la anomalía con un presunto difunto que escapó de la policía en el sur la península. Justo a trescientos metros de donde desaparecieron misteriosamente seis mil euros de un cajero automático, quedando todo mezclado y como un caso raro.

Este vádora, o su cuerpo humano, aparenta unos treinta y cinco años, moreno, alto y elegante. Urli en realidad hubiera querido poseer un cuerpo de mujer, la mayoría de los vádoras artificiales suelen solicitar cuerpos femeninos. Creen que los sentidos femeninos son más sensibles que los masculinos, y en el sexo los orgasmos son más profundos e intensos. Pero cuando llegó a la Tierra con la avanzadilla vádora las mujeres no eran líderes políticos ni militares, así que todos optaron por cuerpos masculinos para cumplir sus misiones. En realidad Rafael es el cuarto cuerpo humano que utiliza Urli. En cuyo cerebro híbrido sospecha de los piratas vádoras como causa de la anomalía.

En Vádora hay piratas, muy perseguidos, pero los hay. La demanda de cuerpos naturales es tan elevada que muchos vádoras sedientos de poder se vuelven piratas, y ocultos a los sensores de la flota la acompañan como parásitos de conquistas. Intentan llegar antes que la flota y hacerse con todos los cuerpos naturales posibles. Sospechar de los piratas es al menos la opción más lógica para la mente híbrida de Urli a la hora de explicar la anomalía detectada. Para él puede ser que la Flota Hache lleve piratas infiltrados y que ya estén llegando a la Tierra, y así lo comunica al resto de infiltrados. El resto de compañeros infiltrados y su jefa Drolas están de acuerdo. Resulta lo más probable, los parásitos piratas que transportaba la flota ya están en la Tierra con sus máquinas construidas con prisas, y habrán tenido alguna avería o accidente.

A veces lo más probable es un error, pero comprensible, porque los vádoras hache, incluso la flota de conquista, carecen de información fundamental. Primero no saben de la existencia de Nac, y mucho menos de su presencia en la Tierra. Y segundo no saben nada desde Fuente, y continúan a la espera de noticias. Saben que la civilización Dagan les apoya, pero la confirmación se retrasa. Fuente todavía no ha comunicado el empate entre los Nueve y de la solución o recurso de acudir a Nac para el desempate. En el momento que Fuente libere esta información los infiltrados vádoras sabrán que la anomalía magnética se debe a Nac. Lo sabrán porque así lo quiso Nac, ya que si él decide la continuidad de Humana la flota vádora deberá de retirarse o perecer, lo mismo que Rafael y el resto de infiltrados alienígenas.

Rafael Bernal es un híbrido compuesto de cuerpo humano y mente artificial vádora, complementado con una tecnología puntual y oculta bajo la piel. Neuronas naturales que antes sirvieron a una personalidad humana ahora sirven a una personalidad fabricada en un planeta muy lejano. Urli en realidad no posee el cuerpo de Rafael, más bien es su propio cuerpo, por eso es híbrido. No va poseyendo cuerpos humanos, sólo toma uno y con él se mantiene todo el tiempo posible. Como ahora está en misión secreta en la Tierra debe dejar que sus cuerpos humanos envejezcan de manera natural para que nadie sospeche. Y antes de morir escoge otro cuerpo, preferentemente joven y heredero de un gran poder político o económico. Por ello, desde principios del siglo pasado, que fue cuando llegó a la Tierra, lleva ya cuatro cuerpos humanos. Los vádoras no dudan un instante en acabar con una vida humana para tomar su cuerpo. No son como Nac, que aún pudiéndolo hacer, siempre escoge un cuerpo recién fallecido. Nac respeta las vidas de todos los seres racionales, los vádoras no.

Aún así Nac exterminó a más de una civilización racional a lo largo de su dilatada existencia, pero fue por motivos u órdenes para salvar a otras vidas. Los vádoras son diferentes, consideran a la vida artificial que ellos pueden crear más valiosa que las vidas naturales. Afirman que la evolución bioquímica o natural necesita miles de millones de años para producir mentes racionales en sólo un pequeño porcentaje de astros. Pero ellos pueden crear mentes racionales, con cuerpos androides, en pocos días y casi en cualquier planeta. El problema es que pasado un tiempo los androides buscan experiencias existenciales en cuerpos naturales que después perfeccionan con alta tecnología y se convierten en híbridos con poderes extraordinarios.

Los vádoras nacen en laboratorios y están básicamente compuestos de fotones sabiamente entrelazados que fabrican energía directamente de las partículas de alrededor y capaces de circular y evolucionar en una estructura neuronal, digital o cuántica. Nacen microscópicos. Una vez nacidos son dotados de sentidos artificiales, comenzando a captar información del entorno, visión, sonido, temperatura, gases del ambiente, seres del entorno, etcétera; así aprenden y se inician en el Universo natural. El siguiente paso es ser adoptados por una familia, una administración pública o el propio Estado Universal Vádora. Se considera delito fabricar vida artificial si no van a poseer cuerpos mecánicos, al final resultaría una tortura, como meter a un cerebro vivo dentro de un frasco. Por ello al nacer son dotados de cuerpos máquinas y se transforman en androides. Como seres libres terminan su aprendizaje y alcanzan su mayoría de edad, donde todos terminan optando por adquirir un cuerpo natural.

La flota vádora de invasión está compuesta simplemente de fotones interactuando con partículas cuánticas, por eso pueden alcanzar velocidades de ultraluz. No llevan materia orgánica ni tecnológica, no portan armas, su poder se centra en penetrar en cerebros racionales, expulsar sus mentes y poseer sus cuerpos y cerebros. Después, utilizando esos medios físicos construyen la tecnología que necesitan. Una vez seleccionado el ataque utilizan avanzadillas y unos centenares de individuos, tras muchos años de navegación, llegan a destino. Y comienzan a patrullar invisibles en las sociedades humana, a la espera de un recipiente idóneo. Prefieren difuntos que no tengan órganos vitales destrozados y entre todos prefieren a los recién fallecidos por ataques cardíacos. Muerto el humano sólo tienen unas horas de tiempo para entrar en el cuerpo, activar de nuevo al corazón y ocupar el cerebro con su mente y personalidad. Una vez con un cuerpo todo es más fácil y, entre ellos, pueden dormir a otras personas, expulsar a las mentes/almas de sus cuerpos o matarlos y ocupar sus cuerpos. Pueden suplantar a cualquier ser humano en pocas horas.

Así entró la avanzadilla vádora en la Tierra y nacieron los vádoras hache o humanos, infiltrándose en los gobiernos principales de la Tierra y con recursos secretos casi ilimitados. Por ello estos infiltrados ya han enviado al Cinturón de Kuiper, más allá de Neptuno, naves secretas cargadas de androides fabricados en la Tierra con grafeno y aleaciones desconocidas por los humanos. Estos androides "dormidos" son recipientes listos para ser conectados y recibir en sus cerebros cuánticos a las personalidades artificiales que viajan en la flota hache, invisible al ojo humano. Excelentes mentes vádoras están siendo desembarcadas en poderosos androides de trabajo que no llegan al centenar. Pero construirán más naves y androides recipientes. No necesitan oxígeno y puede soportar temperaturas hasta el cero absoluto.

Utilizan herramientas gigantes, engranadas y alargadas que comienzan a tragar tierra en la superficie de cualquier astro de Kuiper. La segunda pieza o anillo gigante se encarga de separar o seleccionar el metal y prepararlo para la fundición. Así en el último anillo de la máquina gusano ya sale el metal en lingotes o el gas embotellado. Con los que construirán una flota de naves repletas de androides de combate fabricados con materiales de los asteroides del Cinturón y gases de Neptuno. Esta tecnología es inimaginable para la Humanidad, y una vez posean cuerpos humanos los complementarán con tecnología variada que ofrecerá una estética fisiológica muy diversa, mucho más diversa que la presentada por la actual Homo Sapiens. Se convertirán en una especie híbrida entre lo natural y lo artificial, con apariencia humana/ciborg, una subespecie más de la civilización Vádora, la aspirante a formar parte de Fuente con más posibilidades a su favor, hasta ahora.

Rafael Bernal lleva una vida desenfrenada, en realidad Urli lleva una vida desenfrenada desde que se transformó en híbrido al ponerse por primera vez un cuerpo humano, pero todo en aparente secreto y cumpliendo fielmente su misión en la Tierra. Es discreto, pero abusa de ciertas drogas como la cocaína y también del sexo. A veces parece querer saciarse de placer a través de los sentidos naturales. Como el poderoso olor de aquella mujer que hay ahora delante de él, esperando para pagar en una estación de servicio. Desde que llegó al aeropuerto de Málaga tiene una sensación de haber expandido algunos sentidos, como el olfato. Va camino de Estepona para investigar la anomalía y ha parado en una estación de servicio de la autovía a su paso por Arroyo de la Miel.

Son las primeras horas de la tarde. La abogada Isabel Pineda mira la portada de unas revistas y periódicos que hay a su izquierda, una noticia le llama la atención; "El naufragio de una patera deja once ahogados aparecidos en una playa de Estepona". Toma el periódico y sigue leyendo la noticia. Al mismo tiempo escucha tras ella:

_Este mundo está mal repartido.

Isabel se vuelve y responde al que parece un amable y elegante ciudadano:

_Y que lo diga -responde Isabel mientas esboza una ligera sonrisa-.

Rafael devuelve la sonrisa y en ese momento ya le toca a Isabel abonar el combustible y el periódico. Cuando recibe el cambio del operario de la gasolinera da las gracias y unos "buenos días" mientras mira a Rafael, que responde con "buenos días y feliz trayecto". Rafael no lo sabe, pero acaba de dialogar con una enemiga poderosa, aquella que con su tesis de defensa puede hacer que la flota vádora y él mismo abandonen este sistema solar. De Isabel sólo le ha llegado una poderosa atracción sensual. En otras circunstancias hubiera intentado cortejarla y conquistarla para la cópula, pero en aquel momento tiene que resolver la anomalía detectada en Estepona. Isabel, por su parte, va al encuentro de Nac, al que llamó a primera hora de la mañana y con el que quedó citado en el Puerto Deportivo de Benalmádena. El segundo encuentro personal entre Isabel Pineda y Antonio Villaluz va a producirse.

* * *   Fin del capítulo   * * *

Capítulo I: Fuente

Capítulo III: Rotus

2 comentarios:

  1. Ya está aquí el segundo capítulo. Obviamente al ser corregido directamente en el blog no es el definitivo. Ahora lo importantes es que la trama avance suficientemente descrita, siempre habrá tiempo de incluir nuevos párrafos. Por ejemplo en las personalidades de los protagonistas, donde hasta ahora sólo se han dado "pinceladas". También hay acciones que requerirán más efecto dinámico. Y hay datos que merecen ser mejor explicados, como el viajar a más velocidad de la luz, ya que es inevitable "adelantar" a la luz del pasado.

    En definitiva me está gustando esta experiencia casi a modo coloquial y dependiente del tiempo (poco) que puedo dedicar a esta novela. Pero espero que poco a poco se llegue al final y pueda empaquetarlo todo en un archivo PDF y dedicarle un post especial donde se pueda descargar la novela. Y como siempre la ayuda lectora es mucha. Cualquier sugerencia aquí están los comentarios a vuestra disposición. Ah, mañana o pasado publico el capítulo III que se llamará "Rotus"... ¿Que quién es Rotus?, pues más bien sería qué es :-)

    ResponderEliminar
  2. GLOSARIO DE TÉRMINOS
    (Utilizados hasta ahora y marcados en negritas)

    . La Constitución de la Vida: Leyes establecidas para esta galaxia por las doce civilizaciones más evolucionadas de la misma.

    . Fuente: Planeta/Institución donde reside el máximo órgano de justicia de la Vía Láctea, formado por doce magistrados.

    . Los Doce: Hace alusión a la Asociación de las civilizaciones más avanzadas de esta galaxia, también puede referirse a los doce jueces de Fuente.

    . Medding 5: Una ley especial que, sin contradecir a la Constitución de la Vida, prohibe la clonación de seres artificiales.

    . Vádora: Civilización formada por seres que nacen artificiales y después se convierten en híbridos, mezclándose conn cualquier especie natural racional. Opta a formar parte de Los Doce.

    . Revolución de los Dragones: Acontecida y llevada a cabo en la civilización Vádora, donde los vádoras artificiales se rebelaron violentamente contra los vádoras naturales y los extreminaron.

    . Flota Hache. Escuadra vádora de invasión dirigida a la Tierra

    . Homo Sapiens: Especie racional y natural de la Tierra.

    . Dagan, Kisura y Ranes: Tres civilizaciones de las que integran a Los Doce.

    . Fuerza: Gobierno general del Grupo Local de galaxias donde se encuentra la Vía Láctea.

    . NAC: Miembro destacado de Fuerza, resuelve los empates del Tribunal de Fuente.

    . Isabel: Humana y abogada defensora de la Humanidad.

    . Constitución Intergaláctica: Carta Magna de Fuerza y que rige leglamente el Estado del Grupo Local de Galaxias.

    . INTELIGENCIA: Nombre te´orico que recibe la sabiduría más allá de Fuerza y de los seres que la poseen.

    . Vádoras Hache. Seres racionales surgidos de la mezcla de cuerpo humano con mente/alma vádora.

    . Urli: Vádora hache infiltrado en la élite del poder humano. Utiliza el nombre de Rafael Bernal.

    . Rotus: Autómata y asistente de Isabel Pineda.

    ResponderEliminar