domingo, 25 de septiembre de 2016

Humana VII

Cazadores Hache  &  humanos Eme


Cazadores hache & Humanos eme

La agenda humana de la abogada Isabel Pineda se vuelve más densa. Tiene pendiente llamar al padre Merino. Tiene que resucitar a los nuevos humanos eme de Escocia y de China. Tiene que impedir que algunos famosos sean secuestrados y sus cuerpos invadidos por los cazadores hache o sus clientes. Y lo más importante, tiene que trabajar e investigar para tener un esquema claro de los pros y contras de la Humanidad. Así va pensando y caminando por el Puerto Deportivo de Benalmádena mientras habla mentalmente con su asistente.

_¿Sabes?, Rot.
_Dime, Isabel.
_Algo pasa con Vicente. Va más allá de la razón, y soy agnóstica, no tengo dioses, pero te tengo a ti... ¿Eres buen consejero sentimental?
_Aunque no lo fuera puedo citarte cualquier texto de cualquier libro o trabajo al respecto. En mi memoria tengo ya todo lo escrito y publicado por la Humanidad. Sólo hay que poner nombre al concepto o cuestión y buscar en mi banco de datos.
_Y si no lo tienes crearemos un concepto nuevo. Como sabrás los antiguos romanos llamaban «prius existimu» a formar concepto. Pero me temo que el concepto lleva muchos siglos existiendo... -e Isabel se dispone a afirmar con plena solemnidad-. Hay algo masculino en Vicente que me atrae como mujer.
_Eso es normal, todos los humanos tienden a emparejarse una o varias veces en la vida -la excepción para Isabel parece norma para Rotus-.
_Cierto, pero yo creía muerto a mi corazón femenino. Sin embargo hay detalles que comienzan a contradecirlo. Por ejemplo, conocí a Vicente en medio del hecho más importante que posiblemente haya vivido la Humanidad, donde estaba y está en riesgo su existencia. Frente al mismísimo "casi Dios" Nac y conociendo al mismo tiempo a Urli, uno de los alienígenas más peligrosos de la Tierra. Entre todo ello Vicente era un sencillo camarero desconocedor de lo que ocurría y, cuando lo vi... Sentí temblar los escombros de mi vida sentimental, como si otra vez quisieran formar paredes y columnas que construyeran una mansión ideal para mi corazón.
_¿Te estás enamorando?
_No lo sé. Mi difunto marido está muy presente en mi vida. Cuando murió no pude dejar de dialogar con esa mitad de mi vida. Y continué hablando con él, era mi consejero imaginario. Hasta que ha llegado todo esto y... Ahora eres tú mi consejero para todo.
_Entiendo, es posible que te estés enamorando; ¿pero sería un problema?
_Dudarlo es ya un problema, pero eso no me preocupa, bueno sí, pero no es lo que más me preocupa. Soy una mujer de pareja, entiendo la vida al lado de un hombre y me encanta amar. El problema sería que amara mucho o demasiado como mujer y olvidara crecer como humana. Es más, estando muy enamorada podría ordenarte cosas que después me arrepentiría.
_¿Siendo más mujer serías menos humana?
_No lo sé, creo que no, pero no lo sé. Tengo miedo que el posible egoísmo de mi felicidad femenina perjudique a la Humanidad. Por eso te pido que si alguna vez te ordeno algo que vaya en contra de la Humanidad me recuerdes esta conversación.
_Isabel, yo te obedeceré siempre, y si se produce una contradicción entre órdenes de tu pasado y órdenes de tu presente: haré caso siempre a tu presente. Debes tenerlo claro. Si el amor de pareja puede apartarte de tu responsabilidad humana: te seguiré sirviendo, para eso existo. Servir a una Isabel humana o a una mujer enamorada llamada Isabel: depende de ti.
_Me preocupa que mi ética humana y universal no sea más fuerte que mi corazón femenino y particular, y sobre todo temo que puedan llegar a enfrentarse en vez de aliarse. Pero veo que en esto no puedes ayudarme. Siempre obedecerás a mi presente, aunque se vuelva loco y enamorado... Bueno -Isabel piensa-, quizás sea pronto para buscar respuestas, mejor hallar alguna pregunta clave, por ejemplo: ¿qué me aconsejas para este problema que planteo?
_Pues ya que hablamos de consejos: no sería mala idea formar un Consejo humano formado por tus más allegados y respecto a tu ética colectiva. Podría estar integrado por personas en las que confías y que en un momento dado te dirían a la cara cualquier irresponsabilidad en la que incurrieses.
_Hacer un consejo humano con mis allegados de conciencia... -Isabel queda intrigada hasta que afirma-. Muy buena idea. Además tendría excusas para estar al lado de Vicente y aclarar mis dudas sentimentales... -de nuevo queda pensativa-. ¿Ves?, otra vez pienso en él.
_No te preocupes en exceso. Lo principal que debe preocuparte es no informar a nadie sobre el juicio de Nac a la Humanidad. A nadie, incluido Vicente.
_Tienes razón, por ello debo idear una buena coartada donde, sin mentir pero sin informar sobre el juicio, pueda fundamentar ese consejo humano.

Así, dialogando en silencio, llega Isabel al restaurante donde trabaja Vicente y se sienta en una mesa. Cuando Vicente acude a atenderla la reconoce al instante y sonríe ampliamente. Ambos sonríen.

_Isabel, qué alegría verte de nuevo.
_Hola Vicente -Isabel se levanta y da dos besos a Vicente-. Pues vengo a por ti.
_ ¿Por mí?.
_Sí, tengo algo que proponerte -afirma Isabel mientras vuelve a sentarse-. Me gustaría almorzar contigo y tratarlo, pero veo que estás trabajando.
_Sí, el trabajo es algo muy serio, más en mi caso donde la economía es precaria. Y no salgo hasta las seis de la tarde.
_Bueno, casi podríamos decir que tu economía era precaria, porque vengo a proponerte un trabajo bien renumerado. ¿Cuánto ganas aquí al año?
_Unos quince mil euros.
_Pues yo te ofrezco veinte mil sólo por sentarte conmigo para que tengamos una entrevista laboral.
_Abogada, me estás asustando -afirma Vicente medio en broma-.
_Espero que sea el miedo del valiente, porque algo de valentía requiere el trabajo que quiero ofrecerte.
_Isabel -el tono de Vicente cobra seriedad-, el día que nos conocimos pasó algo raro en este puerto y, de las personas que se sentaron contigo precisamente en esta misma mesa, uno de ellos era el Subdelegado del Gobierno. Y ahora con este alboroto mundial sobre el ataque a México... Quiero decir, ¿trabajas para el gobierno en algo secreto?
_No.
_¿Para quién trabajas?
_Para la Humanidad.
_¿Ella me pagará? -Vicente sonríe con algo de ironía-.
_No, te pagaré yo. Mira este sobre, hay cuarenta billetes de quinientos euros, es tuyo si te sientas conmigo dos horas.
_¿Aquí? -sólo acierta a decir Vicente ante la sorpresa-.
_Aquí o en otro restaurante, tengo ganas de almorzar.
_Acepto, iremos a otro restaurante, espera cinco minutos, ahora vuelvo.

*   *   *

Salta la alarma en Escocia, los radares detectaron una anomalía sospechosa en la estratosfera. La Otan mandó al lugar a dos cazas de combate y, antes de ser derribados, han logrado enviar unas fotos: se trata de una nave parecida a la que atacó México. El navío pirata ha descendido sobre la bahía del río Tay, frente a la ciudad de Dundee. Se desplaza lentamente por la costa hasta que aterriza en Magdalen Green, al sur del barrio de Saint Cyrus. Al instante las primeras fotos y videos del suceso comienzan a publicarse por Internet y sus redes sociales. Un miedo colectivo parece que va a ser desatado por todo el planeta. En muchos lugares se convertirá en histeria colectiva cuando las imágenes muestren androides y recolectoras desembarcando y capturando humanos. La policía local ha llegado a los alrededores del desembarco y comienza a disparar sobre los androides, las balas apenas molestan a los alienígenas. Piden ayuda urgente al ejército y a su artillería. Un grupo de ciudadanos temerarios graban y fotografían de cerca a los androides mientras se esconden o huyen de ellos. Las autoridades británicas solicitan al presidente de los Estados Unidos que corte Internet para evitar la histeria en masa en todo Reino Unido.

De ello está informando Rotus a los oídos de Isabel cuando aparece Vicente sin el traje de camarero.

_Cuando quieras podemos irnos a un restaurante un par de calles más arriba, donde se come muy bien. Por cierto, ¿sabes que las redes sociales están publicando sobre otro ataque alienígena esta vez en Escocia?

Isabel se levanta para marchar mientras dice que sí. Vicente vuelva a preguntar:

_¿Tienes algo que ver?
_No, pero me afecta mucho y determina mis acciones.

Comienzan a caminar juntos, casi a pasear mientras dialogan. Isabel toma la iniciativa:

_Necesito a alguien normal, ajeno a lo que está pasando, con cultura y ética suficientes para ser imparcial, y he pensado en ti. Desde que te conocí me pareciste un hombre íntegro y con buena moral. Por cierto, ¿eres creyente?
_No, soy agnóstico. Y gracias por pensar tan bien de mí.
_Dime una cosa, qué misterio te gustaría resolver o que fuera resuelto.
_Uno que me atrae mucho es el tema de Tartessos.
_Interesante, recuerdo que a pesar de contar con buenos restos arqueológicos apenas se sabe de aquella civilización extinguida. Me gustó mucho cuando vi en el museo los tesoros de Carambolo.

Hablando llegan a la terraza del restaurante que indicó Vicente y antes de sentarse Isabel se excusa para ir al lavado. Aprovecha para consultar con Rotus sobre Tartessos. El autómata le recuerda que no tiene acceso a Registro, lugar donde se encuentra la verdadera Historia de la Humanidad e incluso de toda la Evolución en la Tierra. Isabel le ordena que progrese en conocimiento hasta que tenga acceso a Registro. Además le pide sugerencias sobre otras posibilidades para saber más de Tartesos. Rotus le dice que puede escanear la superficie del territorio donde se supone se desarrolló Tartessos, el oeste de Andalucía junto al sur de Extremadura y Portugal. Así podría dar con restos arqueológicos aún no descubiertos y en sus piezas saber más sobre la mítica civilización de la Antigüedad. A Isabel le parece una idea excelente y Rotus comienza su labor arqueológica con recursos tecnológicos que ningún humano podría soñar.

*   *   *

Los primeros enemigos de los cazadores hache son ellos mismos. Una vez se adaptan a los cuerpos humanos se sienten invadidos por el imperio de los sentidos. El sueño de toda vida artificial es experimentar vida natural desarrollada, con un cerebro receptor y consciente de sentidos como el sabor, el tacto y, sobre todo, el sexo. Tales placeres son muy difíciles de reproducir y alcanzar por los seres artificiales, para los vádoras imposible sin la utilización de cuerpos naturales. Así dentro del Estadio Azteca hay diez mil cuerpos humanos con mentes vádoras dispuestos a experimentar los placeres naturales por primera vez. Quieren probar todos los sabores para descubrir cuál gustarán más. Quieren sentir todas las texturas sobre sus pieles y las capacidades de sus sensores naturales en la epidermis. Y sexo, quieren mucho sexo. Pero son cazadores, tienen una misión que firmaron cumplir, cazar ciento veinte mil cuerpos humanos para unos clientes especiales que solicitaron mercancía de la mejor calidad.

Farli debe mantener la disciplina entre los suyos. La experiencia en las conquistas de otros mundos ha mejorado la actuación de los capitanes piratas. Por ello durante las transferencias y ocupación de los cuerpos humanos que ahora portan, Farli injertó unos dispositivos en los sistemas nerviosos de todos los cuerpos bajo su mando. El objetivo es producir un dolor insufrible si no obedecen las órdenes de su capitán. Sólo así puede combatir las adiciones a los placeres naturales y resultar responsables con los compromisos contraídos. Farli ha creado unos horarios que incluye espacio para dormir, comer y tiempo libre; el resto de las horas están trabajando. Durante las dos primeras horas que han tenido libre han formado una orgía entre ellos que se ha alargado mucho, ocupando horas de sueño. Por ello al día siguiente se han sentido muy cansados, y Farli ha ordenado que las horas de sueño  respetarse o habrá castigo para los infractores.

Farli, con el cuerpo de Zoe, tiene ya montado un despacho de trabajo junto a un pequeño laboratorio donde ha construido una generación de espías terrestres. El animal de la Tierra que ha elegido imitar para esta labor es la abeja. Tendrán varias funciones, la principal será colaborar en la caza o secuestros de humanos. Serán ojos y oídos de los cazadores hache, pero Farli también las usará para controlar a su tropa y, en última instancia, para adormecer a las víctimas a distancia. Las primeras "abejas" ya han partido del Estadio Azteca rumbo a California. En sus memorias llevan las descripciones de las presas más codiciadas por los piratas. Destaca Jod Fost, de unos cincuenta años, ganadora de dos Óscar y dos Globos de Oro, graduada como "magna cum laude" en literatura por la universidad de Yale. También Nat Port, de unos treinta años, actriz ganadora de los cuatro premios más importantes del cine, además es directora, productora y psicóloga por la universidad de Harvard. Y Em Wats, nacida en 1990, actriz, modelo y filántropa británica. La lista de Farli también incluye presas masculinas como Quen Taranti, George Cloo, Matt Dam, Drad Pit y otros famosos más, todos con intelectos sensibles e involucrados en labores filantrópicas.

*   *   *

Isabel se encuentra almorzando con Vicente mientras recibe al oído un mensaje de Rotus que no tiene nada que ver con el ataque a Dundee. Le informa que ha localizado un pequeño edificio tarteso. Se encuentra enterrado al norte de Cartaya, un municipio de Huelva, debajo de unos pinos. Posiblemente fue enterrado adrede ante el riesgo de una invasión inminente de algún enemigo, y está repleto de pergaminos enrollados y objetos valiosos. Isabel es consciente que podría tratarse de un gran hallazgo que no sólo cambiaría la historia del sur de España, sino de todo Occidente. Durante el almuerzo Vicente ha estado consultando su teléfono móvil para estar al tanto del ataque pirata a Escocia. La impactante noticia ha merecido tal atención, pero ahora Isabel va a dar un giro a la conversación.

_Bueno, Vicente, mientras vienen los postres creo que ha llegado el momento de darte la primera noticia importante.
_Pues dime, llevo una hora impaciente esperando que me informes de algún gran secreto. ¿Son alienígenas los que están atacando en Escocia o es resultado de la última tecnología humana a manos de un poder secreto?

Isabel sonríe, sabe que la pregunta lleva algo de ironía y responde:

_Esta noticia secreta no es sobre eso, sino sobre Tartesia. Hemos descubierto una edificación repleta de pergaminos y objetos valiosos.

La cara de Vicente se transforma. Si aquello es verdad sería estar a las puertas de cumplir uno de los sueños de su vida. Y sólo acierta a preguntar.

_¿Hemos?
_Eso es otra importante noticia, tengo un asistente mecánico "nom manus factus" con poderes extraordinarios.
_Non manus factus -repite Vicente el latín-, no fabricado por humanos, es decir, fabricado por alienígenas. Pero... ¿tú sí eres humana?, ¿no?
_Sí, pero con esta extensión alienígena.

Vicente muestra estupor en su rostro, ¿será verdad todo lo que dice Isabel? Y si lo es: qué puede y qué debería hacer él. Isabel es consciente del grado de impotencia que está sintiendo Vicente. Recuerda el tiempo de espera que le ofreció Nac con su carta antes de mostrarle su inmenso poder. Así que eso hará con Vicente, que admite:

_Me siento un poco aturdido psicológicamente, o quizás deba decir intelectualmente.
_Es comprensible, a mí me pasó igual hace días..., que parecen años ya. Te seré clara, tienes dos opciones, tomar el dinero y no saber nada más del asunto. O estar dentro de cinco horas en Cartaya, donde verás ese tesoro arqueológico y te presentaré a mi asistente artificial. Ademas conocerás a dos humanos más, a Merino, que es sacerdote, y a Daniel, un joven de diecisiete años.
_Bien, pero antes dime sinceramente, para qué me necesitas, ¿por qué yo?.
_Necesito formar un consejo humano que me asesore ante responsabilidades muy elevadas. Mi prioridad no es elegir personas sabias, sino cercanos en los que pueda confiar. No quiero sentirme sola como humana o sentir que soy la única humana en todo esto. Y en ti, en Merino y en Daniel creo haber encontrado a personas ideales para ello.
_Entonces dime el punto exacto de Cartaya donde quieres que esté dentro de cinco horas.

Isabel le indica el lugar exacto y se despide de él. Después llama por teléfono a Merino y a Daniel y les pide lo mismo, que tomen un taxi y vayan a Cartaya. Pero hay un problema, Merino acompañó a Daniel al hospital Clínico Universitario de Málaga para que visitara a sus médicos, ya que no creían que Daniel pudiera andar por sus propios medios. Una vez allí el padre Merino comenzó a curar a otras personas con similares discapacidades a la que padecía Daniel. Incluso se introdujo en la planta de enfermos terminales y los ha curado a todos. Los médicos jefes del hospital están interesados en hablar con Merino. Y la noticia ha corrido a través de los familiares de los sanados, "hay un cura que cura", afirman muchos con la típica gracia andaluza. Hasta la policía ha ido a buscar al cura Merino, ya que hay un comisario que tiene un nieto muy enfermo. Así que Isabel pide a Rotus que ayude a Merino y a Daniel a salir de allí.

Por otro lado Rotus está salvando a las diez mil almas escocesas que pululan alrededor de la nave pirata sumergida a treinta metros en el Mar del Norte. Isabel ya le pidió a Rotus que fuera acondicionando la cúpula submarina para recibir allí a todos los resucitados, estimando que serán más de cien mil. Ordena a Rotus que la lleve a la cúpula marina y por el camino le solicita que alquile por teléfono una casa alejada en Cartaya. Y le informa de algo muy importante y nuevo, cuando solicite que se manifieste para que otros lo vean deberá de hacerlo con una replica del cuerpo de ella, ya no más imitando el cuerpo de Vicente. Rotus asiente y le comunica que el ataque a Shanghái va a ocurrir en media hora.

_China se está convirtiendo en la primera potencia mundial -afirma Isabel-. Y valoro la posibilidad de enviar un mensaje a su líder, ¿qué opinas?, Rotus.
_El problema en los gobiernos humanos es la infiltración de los primeros vádoras hache. Y en cierta manera es como si les enviaras un mensaje a ellos.
_Es cierto... -piensa Isabel-, a no ser que descubra públicamente los nombres humanos de los infiltrados vádoras. Pero: ¿los líderes, presidentes o primeros ministros de las naciones están bajo control o hipnosis de los vádoras hache?
_No. En la primera asamblea de los vádoras hache decidieron que no iban a hipnotizar a los líderes de los gobiernos.
_¿Por qué?
_Porque pensaron que era la manipulación perfecta de todo gobierno, aquella donde ni su presidente sea necesitado. Así sus infiltraciones y controles hipnóticos se centraron entre los segundos, y sobre todo los terceros, de los líderes políticos, De esta mnanera controlan también la economía, introduciendo inteligencia artificial fiel a sus intereses y controlando los organismos internacionales de la economía humana.
_Donde China está siendo el peso decisivo.
_Exacto. Y el lugar donde desembarcará el grueso de la Flota Hache si la justicia de Nac no lo evita.
_Tengo que defender a mi especie, no sólo ante la justicia de Nac, también ante la realidad. Grábame, voy a mandar un mensaje a Xi Jinping, después lo traduces a chino y que aparezca como mensaje en su teléfono móvil y en sus ordenadores personales.
_Cuando quieras, ya estoy grabando.

Isabel, con semblante serio, comienza su comunicado:

_Estimado señor Xi, soy humana de la Tierra y me llamo Isabel Pineda. Voy a hacerle un pequeño favor para que vaya un paso por delante de acontecimientos que en breve afectarán a su país. Y aún siendo usted el líder de un país no democrático he de informarle que la ciudad más poblada de China va a ser atacada por una nave alienígena en unos veinte minutos, concretamente será sobre Chongming. Es muy importante saber que no se trata de fuerzas armadas de otro país, no utilice armamento nuclear. Es una guerra entre mundos, y no podrá evitar este próximo ataque ni con todo su ejército. Pero no causarán muertos, sólo dejarán inconscientes a diez mil cuerpos y se los llevarán. Si utiliza armas para detenerlos seguramente causarán más bajas que si no las utiliza. Como dictador de su país suya es la decisión. Si quiere entrar en contacto conmigo al final de este mensaje verá una dirección de email. Gracias.

_Mensaje enviado y recibido. Pero al mismo tiempo he sabido que el presidente de Estados Unidos ha ordenado suspender Internet.
_Me lo temía.
_Sólo dejará unas líneas secretas al servicio de movimientos económicos y de defensa.
_¿Cuando sucederá?
_En minutos, casi al mismo tiempo que el ataque sobre Chongming.
_¿Podríamos restaurar la conexión después y a nivel planetario?
_Sí
_Bien, por ahora no hagamos nada, después veremos si es bueno para el interés de la Humanidad que Internet esté cortado temporalmente. Ahora vamos a la cúpula marina y recibamos a las almas escocesas.

* * *   Fin del capítulo   * * *

Capítulo VI: Humanos M
Capítulo VIII: Universo Vádora